domingo, 12 de febrero de 2012

VI Cursa de Muntanya Castro d'Alfondeguilla

Tras la paliza que nos dió esta carrera el año pasado, donde debuté en montaña, y como preparación para el ya cercano maratón de montña del Espadan, nos presentamos Vicente y yo con mucho tiempo de antelación en Alfondeguilla.

Este año hacía un frío increible (-3º) y nos resguardamos en el bar, nos tomamos un café, dimos una vuelta por el pueblo y nos cambiamos. No había ni ganas de calentar.Creo qu een mi vida he pasado tanto frío antes de dar la salida...

Cuando se lanzó la carrera nos dimos qu ecuenta que estabamos bastante más entrenados que el año anterior. Las primeras cuestas no se nos hicieron duras y empezamos a tirar hacia arriba. A los dos kms empieza la ascensión por pista y ya es complicado adelantar. Decidimos recuperar el aliento y tirar en la bajada todo lo que pudieramos. Así hacemos. Llegamos arriba y empezamos a arriesgar en la bajada, adelanando muchas posiciones. Así pasan la segunda y tercera subidas, con mucha pendiente hacia arriba y bajadas técnicas en las que tratamos de adelantar gente.



Pero poco antes de acabar la tercera bajada, me doy cuenta que ya estoy cascado. Me duelen mucho los cuadriceps y llevamos 1h45' de carrera sin descanso. Dejo pasar a Vicente y a partir de ahí le toca llevar el peso de la carrera. Subimos Cantallops en grupo, y eso me hace sentir un poco mejor. Las primeras rampas me destrozan, y llego a pensar que nunca volveré a esta carrera. La maldigo, me enfado, pero poco a poco me siento mejor. Cuando coronamos, por fin, nos lanzamos de nuevo cuesta abajo, y volvemos a adelantar a muchos corredores. Hemos coronado en 2h33' y tenemos que estar abajo antes de las  2h40'. Bajamos sin miedo, aunque a esas alturas de carrera, los reflejos no son los que eran y cuesta mucho concentrarse. Ya oimos al speaker de meta, pisamos el asfalto y subimos el último repechón del pueblo. Ahí esta! 2h38'54"!

Hemos conseguido bajar de 2h40, mettiendole casi 40' menos a la marca del año pasado. Ahora es cuando me acuerdo del constipado, del dolor de garganta, de los dolores de cabeza... estoy hecho polvo, pero muy muy contento por la mejora tanto mía como de Vicente, al que en ningun entrenamiento lo había visto bajar como ha bajado hoy!