viernes, 23 de octubre de 2009

Otra vez en marcha

Si hace mucho que no escribo no es porque dejadez ni por pereza, sino por que he dejado de correr. Temporalmente y por lesión he tenido que aguantar sin correr. Aunque lo de por lesión tampoco es del todo cierto, porque lo de “lesión” mola más que que lo que yo he tenido… Yo lo que he tenido es una mierda de quiste pilonidal que me ha tenido puteado dos semanas.

Cuando salió parecía una tontería y no le daba importancia. Dolía, pero se podía aguantar, Hasta que dejó de ser soportable el pasado lunes, y tuve que ir a Urgencias a que me abrieran.

Creo que nada me ha dolido tanto como cuando el cirujano me puso con el culo a la intemperie y me pegó el tajo. Y encima el hijoputa se olvidó recetarme el antibiótico y las curas han sido insoportables. De salir llorando de dolor a diario del Ambulatorio. La verdad es que no se lo deseo a nadie… bueno si, al cirujano por cabrón. Si supiera lo que duele, tendría más cuidado la próxima vez.

El caso es que me tienen que curar a diario antes de las 18h y sólo me puedo duchar antes de ir a curarme, con lo que me es imposible salir a entrenar. El fin de semana pasado me quedé en casa sin ir a ninguna carrera… pero ayer por fin, salí media horita para desahogarme! Y creo que la semana que viene ya podré entrenar con normalidad, así que por fin veo la salida!

Este domingo es la carrera de mi barrio y la voy a correr aunque sea por darme el gusto… además es cortita, poco más de 5 km, y no da tiempo casi a sufrir si me lo tomo como un entrenamiento. ¡Qué ganas, diossssss!

3 comentarios:

Jan dijo...

Hola, Jordi. Soy nuevo por aquí. Muchos ánimos y espero que todo vaya mejor a partir de este fin de semana como comentas, si es que por lo cuentas debes haberlo pasado fatal, ya lo siento. Un abrazo y te sigo leyendo

SONIA dijo...

Vaya lata (y qué gracioso el cirujano). Lo mejor de estos incordios es que pronto pasan y nos podemos quitar el mono de correr más rápido de lo que pensamos. Recupérate del todo, ánimo con esos entrenamientos y sobre todo con la carrera de tu barrio.

Un saludo!!

CarLitros dijo...

Ya empiezas a sufrir el síndrome de no poder estar sin correr...

Esto es solo el principio.

Un abrazo